En Baudour, pequeña ciudad de Valonia (Bélgica), antiguos jocistas mantienen vivos los valores de la JOC desde hace más de 40 años

repaircafé

Al recibir al secretario general de la JOCI (Orlando) y al coordinador de la AIC (Arlindo) en el mes de julio, varios antiguos jocistas tuvieron la oportunidad de reunirse e intercambiar sobre las realidades y desafíos de la JOCI y de la AIC. Además, una delegación de la JOC Valona se unió a nosotros. Igualmente fue la ocasión de presentar los diversos proyectos llevados a cabo por varios antiguos jocistas. Sin dar una descripción detallada, el lugar alberga un huerto colectivo, donde un día por semana se encuentran unos quince hortelanos/as que cultivan diversas legumbres y comparten una comida común cuyos productos provienen de la recolecta del huerto. El objetivo principal del jardín es favorecer la convivencia, creando relaciones sociales a través de un huerto que, cabe destacar, no utiliza ningún pesticida.

La otra iniciativa es un “repair café”. Se trata de un proyecto que asegura una segunda vida a diversos aparatos eléctricos, máquinas, ropa, herramientas, mediante reparaciones gratuitas realizadas por técnicos voluntarios. Es una manera de luchar contra la sobreproducción de residuos y preservar así nuestro medio ambiente.

Por último, pero no menos importante, está la tienda de segunda mano que ayuda a las personas, a las familias precarias y también a los ciudadanos que han optado por luchar contra el despilfarro de ropa. A través de los intercambios que siguieron, claramente apareció que estamos librando luchas comunes sobre temas que compartimos como la lucha por más justicia social, por el respeto del medio ambiente o aún por el derecho a la salud y a una seguridad social universal. La crisis sanitaria que afecta a todos los continentes, pero que golpea más duramente las poblaciones más pobres, fue también el objeto de debates.

No hay encuentro entre jocistas sin un momento de convivencia:  fue por una barbacoa, seguida de un postre elaborado par Concetta, nuestra jocista pastelera, todo esto regado por un vaso de vino o una cerveza, que nos fuimos con la firme intención de repetir este tipo de encuentros fraternales.