JOC Brasil: Sensibilización sobre el medio ambiente y la economía solidaria, cocina escolar y proyecto de reciclaje de material plástico

En la ciudad de Volta Redonda en el sur de Río de Janeiro, las condiciones de vida son precarias, los espacios de ocio y de cultura faltan y el tráfico ilícito y la violencia son frecuentes. En la mayoría de las familias, la madre es la cabeza de familia. La mayoría de los jóvenes estudian en escuelas públicas precarias y también buscan alguna manera de complementar los ingresos de la red familiar. Los jóvenes son hijos de trabajadores, en su mayoría del sector informal.

Esos jóvenes necesitan expresarse y debatir temas y problemas que les preocupan a diario, pero a menudo no tienen un espacio para hacerlo. La JOC percibió que había varios temas que se podían trabajar como el medio ambiente, las actividades recreativas y la economía solidaria.

Rondas de conversación sobre el medio ambiente

En septiembre de 2018, en el Colegio Público Walmir de Freitas Monteiro, una escuela del barrio Santa Cruz en Volta Redonda, la JOC, en asociación con la Incubadora Tecnológica de Economía Solidaria de la Universidad Federal Fluminense (INTECSOL-UFF), organizó rondas de conversación sobre el medio ambiente, un tema que adquirió proporciones significativas en todo el mundo ante la evidencia de que el uso de pajitas de plástico desechables era extremadamente dañino para el medio ambiente, especialmente el ecosistema marino.

La JOC quería que los jóvenes tuvieran un pensamiento crítico sobre su realidad, e iniciar una discusión sobre los hábitos de consumo y desarrollar un proyecto de reciclaje de material plástico para experimentar la formación profesional y la generación de ingresos basada en la economía solidaria.

Trabajando en red con otras organizaciones, los jóvenes participaron en actividades de formación, festivales y ferias de economía solidaria, foros de discusión, intercambios de experiencias y distribución de canastas de alimentos agroecológicos (especialmente durante la pandemia).

Al principio, los jóvenes se reunían en la escuela, pero no resultaba práctico porque la escuela no abría los fines de semana. Se veían obligados a reunirse en la plaza pública, donde les molestaba el ruido de los coches y de las motos o la lluvia.

En consecuencia, la JOC alquiló un local en el barrio. Esta sala se utiliza como lugar de encuentro, de formación y profundización de la economía solidaria, una forma alternativa de producir y comercializar basada en el bienestar y solidaridad. El local también alberga un programa de cocina escolar y un proyecto de reciclaje.

Cocina escolar

Desde 2018, el grupo JOC prepara y vende lunch boxes (almuerzos) los fines de semana para recaudar fondos que le permitan financiar sus actividades. Poco a poco descubrió que los jóvenes tenían un buen potencial para cocinar y servir comida y decidió crear un buffet que ofrece servicios de cocina para eventos festivos u organizacionales, incluidos eventos diocesanos. Con el apoyo de la INTECSOL-UFF, el grupo obtuvo recursos financieros y compró mobiliario de cocina (congelador, frigorífico, cocina industrial, batidora industrial, cacerolas grandes). Puede servir comida para un evento de hasta 200 personas. Ahora que tiene un local alquilado, aprovecha la experiencia del buffet para enseñar a cocinar a nuevos jóvenes. El buffet se ha transformado en una cocina escolar. El objetivo es formar a 50 jóvenes en artes culinarias hasta marzo de 2024.

Proyecto de reciclaje

A través de su proyecto Canudo Azul, la JOC organizó varias actividades dentro y fuera de la escuela sobre el tema del medio ambiente, pero también sobre el trabajo, el primer empleo, las actividades de ocio y las condiciones de vida de los jóvenes en general.

También gracias al apoyo de la INTECSOL-UFF, el proyecto incluye la compra de 5 máquinas – incluida una impresora 3D – que se utilizan en el proceso educativo. Los jóvenes hombres y mujeres aprenden a reciclar, transformando en objetos los materiales plásticos que suelen desecharse en el medio ambiente. El local alquilado alberga estas máquinas y esta experiencia de reciclaje.

De aquí a marzo de 2024, se organizarán varios talleres de cocina y reciclaje de plásticos con los jóvenes del barrio, lo que ampliará el abanico de contactos con nuevos jóvenes y sensibilizará aún más sobre la economía solidaria y la necesidad de hacer un uso responsable de los recursos del planeta.

 

La JOCA en Facebook